Programación en Lenguaje Ensamblador

-El Verdadero Lenguaje de las Máquinas-

¿Vale la Pena Estudiar? 5

–Parte 5: Los Nuevos Señores Feudales–

Se acerca el final de la serie que intenta explicar el motivo por el cual los latinoamericanos creen que mientras mas estudios superiores tengan mas privilegios económicos y sociales van a ganar aunque su trabajo no se relacione en lo mas mínimo con el mundo académico. Hasta ahora se ha explicado el posible origen histórico y como por el aislamiento comercial en que América Latina vivió durante la mayor parte del siglo XX favoreció el desarrollo de empresarios mediocres que aunque no tenían el menor interés por la ciencia si que exigían a sus súbditos tener unos estudios universitarios que en nada se relacionaban con los negocios de la empresa ni mucho menos con la labor intelectual. Esta casta, conocida despectivamente como la Nobleza de Papel prosperó a lo largo de casi todo el siglo hasta que la apertura comercial y la llegada de productos importados de calidad superior a precio competitivo acabaron con su despreocupado y abusivo estilo de vida. Esta vez les traigo una muestra de como quedó latinoamérica luego de que la apertura comercial y el avance del Internet le han hecho preguntarse a mas de uno si vale o valió la pena haber estudiado una carrera. Les advierto que el mundo que les voy a mostrar no es nada bonito. En realidad se trata de un mundo futurista pre-apocalíptico lleno de maniáticos de la tecnología, implantes cibernéticos y divas virtuales digno del género Cyberpunk. Pero a la vez un mundo donde gente que hasta hace no mucho eran poco menos que rechazados sociales pueden llegar a ser los nuevos amos. Ya al final discutiremos si en este mundo vale la pena o no estudiar.

Para los que no han leido, o no entendieron las entradas anteriores de esta serie. En latinoamérica no hay desarrollo tecnológico apreciable y los muy pero muy escasos profesores que podrían considerarse científicos mejor se van a hacer ciencia a otros paises. Los empresarios locales no son capaces de desarrollar tecnologias propias porque durante casi un siglo usaron a las universidades como agencias de recursos humanos y no como verdaderas fuentes de conocimiento y esa idea de que un pobre campesino podía llegar a obtener bienestar económico en un empleo bien pagado solo por el hecho de estudiar becado en una universidad de gobierno hace mucho que dejó de ser. La totalidad de los empresarios locales que tienen algo que ver con la tecnología tienen como accionistas mayoritarios a extranjeros o son tan solo oficinas de ventas de productos importados. Y la parte mas triste, los jóvenes no encuentran empleos que les permitan vivir y poder abandonar el hogar paterno por culpa del daño que durante mas de un siglo la Nobleza de Papel le hizo a latinoamérica. Ahora veamos el papel de las universidades, empresas y estudiantes en este panorama tan siniestro.

Las universidades: Seguro que no adivinas de qué se titularon Bill Gates y Steve Jobs

Las universidades son las que mejor han resistido este cambio principalmente porque a estas en realidad no les importa lo que hagan los egresados fuera de sus paredes mientras nadie se meta con su sistema de publicaciones que es lo que hace a la universidad lo que realmente es. Sin embargo, como las universidades necesitan un protector porque el trabajo intelectual no es redituable en si mismos han nacido otro tipo de escuelas que pretenden vivir directamente de las cuotas de los estudiantes. Como lo dije en la parte dos de esta serie. Hay una muy buena razón por la cual las universidades no deben de vivir únicamente de las cuotas de los estudiantes y es que en una escuela los estudiantes no son clientes. Cuando una universidad vive del dinero de los estudiantes no los puede evaluar con objetividad y si quiere sobrevivir tiene que permitir que estudiantes mediocres se graduen o echar a la calle a estos estudiantes mediocres e irse a la ruina financiera. Este es el motivo por el que los académicos relacionados con las áreas de matemáticas abundan mas en las universidades públicas mientras que los grandes expertos en temas de negocios suelen verse mas alrededor de las universidades privadas. Y aún las universidades privadas mas costosas no viven principalmente de las colegiaturas sino a la inversión de grandes conglomerados empresariales. Solo así pueden garantizar que los egresados de estas instituciones tengan el nivel académico mínimo requerido para hacer ciencia y no correr el riesgo de dejar de operar solo porque un estudiante inepto se va con su bolsa de dinero a otra parte.

Por cierto, hace poco mas de 10 años escuché a un economista profetizar que en un futuro cercano se crearían universidades que se anunciarían y venderían cual productos de consumo y que sus promocionales en lugar de hablar sobre el nivel académico o del prestigio científico de sus profesores harían gala de su ‘buen ambiente’, del prestigio laboral de sus egresados y de todas las actividades extraescolares sin la menor relación con la ciencia. Para acabar pronto, que surgirían universidades que iban a ser mas parecidas a un complejo turístico que a un verdadero ambiente donde pudieran desarrollarse actividades intelectuales.

Y aunque estos son ejemplos exagerados de como hay escuelas que en el mundo de la ciencia se ganan mala reputación a costa de su bienestar económico. Existe el caso mas triste en que las que en el pasado fueron universidades famosas a nivel mundial comienzan a perder su prestigio a partir de que se le permite a inversionistas privados participar mas de lo necesario. Un ejemplo de eso es lo que está pasando con algunas universidades japonesas. Que durante la postguerra y las pocas décadas siguientes fueron famosas por su nivel de exigencia que incluso llevaron al sucidio a muchos estudiantes, ahora que ya no dependen del presupuesto público han tenido que bajar su nivel para evitar que los estudiantes se vayan (algunos a la tumba) con el dinero de sus colegiaturas. El problema es tan serio que los ingenieros japoneses que están por jubilarse no encuentran egresados de buen nivel dignos de remplazarlos. Y el que no me crea que vaya y les pregunte a los creadores de Mega Man y Ninja Gaiden quienes abiertamente dicen que si esto no cambia, los videojuegos japoneses van a acabar reducidos a jueguitos casuales y simuladores de citas. Es triste como las universidades tienen que renunciar al conocimiento con tal de comer pero es mas triste que la gente sin conocimiento que sustente sus documentos sea la que (al menos al principio) mejor coma.

El verdadero valor de la Universidad (escrito ahora con mayúscula) en este mundo despiadado y cyberpunk es la generación del conocimiento. Y para tener acceso a esos conocimientos no es necesario enrolarse como estudiante. La mayoría de las universidades públicas llevan acabo muchos eventos en los que los habitantes de una comunidad pueden participar y la mayoría de las veces son gratuitos o muy baratos. Si alguien quiere tener acceso al conocimiento sin echarse encima ninguna responsabilidad puede irse haciendo de contactos en su universidad favorita y colarse en este tipo de eventos. Pueden empezar por investigar si su universidad local tiene bibliotecas con acceso al público y visitarlas de manera habitual para ir a leer libros. Y si se siente culpable o que no debe de estar ahí, solo recuerde que las universidades públicas son mantenidas por sus impuestos. Así que lo mejor es aprovechar el sacrificio de todos esos Nerds que dedicaron sus vidas al avance de la ciencia, leer y releer sus publicaciones científicas y luego aplicarlas para uno mismo con los fines mas personales, egoistas y lucrativos que ustedes quieran.

Empleos: Si no te gusta entonces crea tu propia empresa

En la mente de los latinoamericanos sigue arraigado desde hace cientos de años que no es nadie si no trabaja para un gran amo, terrateniente o jefe industrial. La inmensa mayoría siente una mezcla de pánico y autodesprecio ante la idea de comenzar un negocio el mismo. A diferencia de los antiguos habitantes de Estados Unidos que en su inmensa mayoría era gente que trabajaba toda su vida en sus pequeños talleres y que muchas veces no vivía lo suficiente para ver como su humilde negocio llegaba a convertirse en una gran empresa. Si a esto le añadimos el daño que la Nobleza de Papel le hizo a las empresas de latinoamérica en el siglo XX el resultado es que tenemos a jóvenes perfectamente productivos que malgastan sus pocos años de salud estudiando carreras sin sentido por un documento que solo necesitan para ganarse el menosprecio de un agente de recursos humanos y que no necesitarían para trabajar por su cuenta. El colmo del cinismo de los pocos Nobles de Papel que aún andan por ahí, es que algunos no solo exigen estos documentos sino que incluso imponen un límite de edad muy corto en sus ofertas de empleo. Eso hace que una persona tengo apenas 2 o 3 años de oportunidad para ser aceptada en estos trabajos tan dudosos.

Otro punto que impide que muchos latinoamericanos inicien su propia empresa es el desconocimiento de las leyes laborales y fiscales vigentes en sus paises. La verdad es que aunque esto es cierto no es tan dificil como suena. Los gobiernos lo que quieren es que la gente esté al pendiente de sus leyes y si usted busca a sus autoridades fiscales estos estarán gustosos de orientarlo sobre las leyes comerciales vigentes. O por lo menos le dirán donde tiene que ir a leerlas. En general las leyes que gobiernan los negocios en la mayor parte del mundo civilizado se resumen en “Me pagas los impuestos” y “No abuses demasiado de tus empleados”. Un buen principio en este aspecto es adquirir las legislaciones comerciales y laborales de su pais que puede encontrar en cualquier tienda de libros especializada en temas legales y créanme que no les van a exigir ningún tipo de documentación para vendérselas.

A los banqueros no les interesa lo que estudiaste

El último mito sobre los negocios es que para convertirse en empresario forzosamente uno debe de ser millonario primero. Esto es mentira, de hecho al gobierno lo que le interesa son los impuestos y no va a poner barreras a la gente que le impidan pagárselos. Existen diferentes tipos de empresas que uno puede registrar ante la autoridad y estas van desde los grandes corporativos multinacionales manejados por toda una cúpula de accionistas hasta pequeños talleres de artesanos que trabajan con sus manos. Es importante a la hora de dar este paso estar consciente de la terminología legal, pues hay actividades que aunque son perfectamente legales de realizar, es posible que tenga que referirse a ellas con otro nombre para evitar posibles inspecciones sorpresa. Estos detalles dependen de cada pais. Y en cuanto al dinero, si ustedes viven en un pais donde el sistema bancario es mínimamente funcional siempre pueden conseguir créditos pequeños para negocios que pueden garantizar con sus propias herramientas o mercancías. De modo que si fallan y no pueden pagar solo pierden lo relacionado con el negocio y no sus bienes personales. Recuerden que lo que les interesa a los banqueros es que les paguen los créditos en el tiempo acordado y no en que universidad estudiaron o si se quedaban dormidos a mitad de la clase.

No puedo creer que estas notas me hayan quedado tan extensas, voy a tener que dejar mis conclusiones finales para otra entrada. De momento solo me queda dejarles en claro que aunque alguien les exija tener un título universitario y ustedes se lo muestran junto con su carta de buena conducta y sus insignias de niño explorador puede que les “abran las puertas”. Pero el que les abran las puertas no garantiza en absoluto que los negocios van a funcionar o que van a conservar su puesto de trabajo para el año siguiente. Los negocios son una verdadera guerra y lo único que ganas quedando bien con otras personas es que te tomen como prisionero en lugar de ejecutarte ahí mismo. Y para complicar un poco mas las cosas, las empresas actuales se mueven mucho mas rápido de lo que los planes de estudios de las universidades pueden cambiar. El conocimiento que en un momento puede llevar a una empresa a obtener grandes ganancias puede cambiar por completo de un año a otro y el contar con la información y capacidades personales en un lugar y momento específico es lo que hace que una empresa de la actualidad vive o muere. Y en eso el acceso a Internet juega un papel muy importante. Una empresa que hoy es muy poderosa puede desaparecer por completo al año siguiente. Y eso es gracias a que lo que importa no es el acceso a la información como en el pasado. Eso hoy cualquiera lo tiene. Solo recuerda mantenerte objetivo y tener siempre el control sobre el tiempo y el dinero.

La respuesta a la pregunta que le da nombre a esta serie queda pendiente para la siguiente entrada por esta vez. La verdad es que no creí que este tema fuera tan extenso.

abril 11, 2012 - Posted by | Uncategorized |

1 comentario »

  1. “Y la parte mas triste, los jóvenes no encuentran empleos que les permitan vivir y poder abandonar el hogar paterno por culpa del daño que durante mas de un siglo la Nobleza de Papel le hizo a latinoamérica. Ahora veamos el papel de las universidades, empresas y estudiantes en este panorama tan siniestro.”

    Esta es una de las partes que más miedo da.

    Estoy considerando seriamente que, después de terminar mi carrera en ciencias de la computación (si es que logro terminarla), ver la forma de ingresar a la marina o al ejército con título =S.

    Comentario por Daniel | mayo 12, 2012 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: