Programación en Lenguaje Ensamblador

-El Verdadero Lenguaje de las Máquinas-

¿Vale la Pena Estudiar? 4

–Parte 4: El Final de la Nobleza de Papel–

Previamente en esta misma serie sobre el porqué los latinoamericanos creen que los estudios universitarios tienen algo que ver con el bienestar económico se tocaron temas como la economía semifeudal desde tiempos de la colonia, el como las universidades han tenido que funcionar como guarderías de niños ricos (y pobres en el caso de las de gobierno) para poder seguir haciendo ciencia y el como durante los últimos 100 años se creó una especie de pseudonobleza que se enriqueció a partir del aislamiento económico de sus paises y no de su verdadera capacidad productiva o tecnológica. En esta entrada se va a discutir en sádico detalle lo que probablemente muchos de ustedes han tenido que vivir en lo que va del presente siglo. La estripitosa caida de la llamada Nobleza de Papel.

Para los que no han leido la nota anterior, la Nobleza de Papel surgió como un remplazo a la antigua nobleza expulsada de la colonia por los movimientos indepentistas y posteriormente por las guerras en la que la economía y el poder se estabilizaron. Al ya no haber linajes de sangre que garantizaran el paso del poder entre las familias poderosas, la nueva casta dominante formada por empresarios mediocres que no eran capaces de competir a nivel internacional crearon un sistema que trataba de imitar el modo de vida de la nobleza colonial. Por lo que para poder entrar a sus nuevos feudos y poder ascender era requisito indispensable tener título universitario. Esto habría sido genial si todos estos nuevos negocios hubieran hecho desarrollo científico. Pero la ciencia y la investigación era lo último que les importaba. Lo único que les importaba a estos Nobles de Papel era obtener un certificado que les permitiera tener acceso a estos nuevos feudos, o como los miserables graduados de universidad pública que en su vida han tenido una publicación científica en las manos, porque te abre las puertas. A lo largo de todo el siglo XX esta especie de Nobleza de Papel rebajó el nivel de las universidades y las convirtió de verdaderos institutos de desarrollo científico a meras oficinas de recursos humanos. Y esto les funcionó hasta que llegó la apertura comercial de finales del pasado siglo.

El daño mas grande que la Nobleza de Papel le ha hecho a latinoamérica es haber retrasado el desarrollo científico a tiempos previos a los de la Ilustración. De otro modo no sería posible explicar como en paises como Estados Unidos donde la oportunidad de estudiar una carrera universitaria es casi inexistente para el ciudadano común a menos que sea un auténtico genio o provenga de una familia de millonarios tiene una mayor cantidad de científicos haciendo investigación y un nivel económico mucho mayor que el existente en paises latinoamericanos donde hay una mayor proporción de habitantes con carrera universitaria concluida y cualquier hijo de familia trabajadora puede obtener una beca para estudiar si demuestra un mínimo de dedicación a los estudios. Pero como dije, la vida sencilla de la nobleza de papel terminó con las aperturas comerciales de los paises de américa latina y con un poco de suerte el progresivo avance del internet va a representar su final definitivo.

Creían que el Título les abriría las puertas…

Los latinoamericanos que nacieron a partir de la última década del siglo XX no conocieron lo que fue el aislamiento comercial. Por lo que les voy a contar como era ser geek en aquellos años. En la mayor parte de las tiendas de artículos electrónicos se vendían los mismos productos casi sin cambios a través de generaciones enteras. Los contados productos de importación eran muy difíciles de encontrar en el comercio legal y cuando llegaban a aparecer los excesivos impuestos los volvían tan costosos que comprarlos resultaba imposible. Como muestra una computadora de escritorio costaba en 1988 lo mismo que un automovil sedan de 4 puertas y esto mismo se aplicaba a cualquier otro producto de consumo desde dulces hasta electrodomésticos. En ese tiempo la palabra “importado” era sinónimo de calidad superior y si la gente quería tener acceso a esa calidad tenía 2 opciones. Pagar un precio enormemente mas caro o recurrir al mercado negro y al contrabando. En ese tiempo ser geek no era tomar café costoso y ver las noticias de los nuevos productos con manzanitas pintadas. Si uno quería una consola de videojuegos o un buen equipo multimedia tenía que ir a sucios mercados negros llenos de delincuentes malencarados y saber lo suficiente de electrónica para poder distinguir productos originales de falsificaciones y ser capaz de proteger y reparar el aparato en caso de que este fallara. Cosa bastante común porque la corriente eléctrica de latinoamérica no es tan estable como la de Estados Unidos.

En fin, en ese tiempo la Nobleza de Papel creaba artículos caros y de pésima calidad porque sabía que la gente iba a tener que comprárselos de todas formas. Ninguna empresa invertía en desarrollar tecnología porque no había un competidor que pudiera disputarles su mercado cautivo y cualquier producto extranjero no pasaba de la aduana a menos que pagara fuertes impuestos que lo volvían imposible de comercializar. Su vida era sencilla y las labores de la mayoría del personal se limitaban a llevar libros de contabilidad, firmar permisos del gobierno y muy de vez en cuando llamar a un técnico grasiento (a veces del otro lado del mundo porque en latinoamérica es mal visto estudiar carreras técnicas industriales) para que le diera mantenimiento a alguna máquina vieja. Eso si, cualquiera que quisiera un empleo diferente al de limpiar inodoros debía de tener obligatoriamente su título universitario y si pretendía obtener un puesto ejecutivo ese título debía de ser de una universidad costosa para garantizar que la empresa sería menejada por gente de buena familia. Lo último que les importaba a estos Nobles de Papel era si el contratado había publicado algo de valor científico mas allá de la tesis.

Si bien estas prácticas mantuvieron a latinoamérica en el atraso tecnológico al menos la gente que seguía este juego sabía que si obtenía un título de lo que fuera podía acceder a un empleo que le permitiría vivir con un mínimo de decoro. Incluso en las épocas en las que hubo inflaciones monstruosas y no existía el crédito al consumo era posible subsistir si uno no tenía demasiadas aspiraciones. Pero un día llegó la apertura comercial. Gradualmente los precios del mercado negro de electrónica ya no eran tan tentadores. Aparecieron centros comerciales con artículos electrónicos a precios pagables, cosas que antes estaban al alcance de las mas altas esferas políticas como la televisión privada o los créditos automotrices llegaron a manos del consumidor. Y como si esto no fuera lo suficientemente maravilloso los bancos comenzaron a hacer en latinoamérica algo que no habían hecho desde tiempos de los grandes navegantes: Dar créditos a ciudadanos particulares.

Durante los primeros años, a la Nobleza de Papel le pareció que latinoamérica ya había llegado al primer mundo y comenzaron a darse vidas de auténtica socialité y compraron toda clase de bienes de lujo a crédito. Parecía que todo era maravilloso. Pero de pronto comenzaron a pasar en estos paises cosas muy feas…

…y les abrieron algo mas que las puertas.

Pues resulta que un día me levanté de mal humor como siempre y me encontré que mucha de la gente bonita que normalmente no me dirigía ni el insulto y que cuando les hablaba se quedaban en silencio mirando a otro lado hasta que llegaba el sacaborrachos me la encontré llorando en la calle porque en la empresa habían hecho recorte de personal. Sus familiares mas cercanos, casi todos ancianos burócratas pensionados por el gobierno tuvieron que hacerse cargo de ellos porque lo habían perdido todo. Cuando iba camino a buscar ofertas al mercado negro me encontré fuera del banco a un grupo de respetables empleados elegantemente vestidos que suplicaban a los banqueros que no les quitaran sus casas por falta de pago. De hecho recuerdo bien que una mujer casada hace no mucho se me acercó y entre lágrimas me rogó que le comprara su anillo de compromiso para poder completar para el pago mínimo de su hipoteca y evitar el inminente deshaucio. Y admito que se lo hubiera comprado de no ser porque en ese tiempo era igual de pobre y Forever Alone de lo que soy ahora.

Ya al llegar a la escuela vi que uno de los pocos estudiantes que portaban un telefono movil con saldo recibió una llamada amenazante del banco para que pagara su tarjeta de crédito o de lo contrario lo iban a meter al buró (una lista donde los banqueros inscriben a quienes no pagan) y maestros que durante el día trabajaban en la iniciativa privada y normalmente hablaban con desprecio de tener que trabajar por horas dando clases en la universidad dieron gracias porque al menos tendrían acceso al seguro médico y a vales de despensa. Camino de regreso, en las vitrinas de las tiendas de electrodomésticos a crédito habían televisores que mostraban unas deprimentes campañas publicitarias en las que la antigua Nobleza de Papel suplicaba que por favor se apiadaran de ellos para poder seguir llevando su antiguo estilo de vida y que los consumidores teníamos la culpa de que ellos sufrieran tanto.

¿Pero como era posible que a gente tan estudiosa y resposable que asistió a todas sus clases, entregó todas sus tareas con buena letra y pagó el paquete de fotos de su graduación le hubiera ocurrido esto? Sencillo, cuando los mercados se abrieron y los consumidores pudieron comprar artículos de calidad superior a precio justo ya no se vieron obligados a comprar los pésimos y caros artículos de fabricación nacional. Con esto, la Nobleza de Papel no obtuvo los grandes ingresos por no hacer nada que habían obtenido a todo lo largo de ese siglo. Al no tener ingresos por la venta de sus mercancías de porquería no tuvieron dinero para pagar salarios y tuvieron que despedir personal. Y como si esto no fuera ya de por si malo, todos ellos habían tramitado créditos que ahora se habían vuelto incapaces de pagar. Esto a su vez disparó las tasas de interés bancario y la gente que con mucho trabajo estaba pagando sus créditos hipotecarios de pronto ya no pudo hacerlo y el banco les quitó sus casas. Como reacción, surgieron campañas de esta Nobleza de Papel apoyadas por el gobierno donde le rogaban a la gente que consumiera sus artículos nacionales caros y de pésima calidad para que ellos pudieran seguirle pagando el sueldo a sus empleados comenzando por los recomendados y sus parientes y amigos. Mas adelante cuando vieron que ninguno de sus reputados ingenieros titulados que tenían copy-pasteando querys era capaz de mejorar los productos de fabricación nacional decidieron dejar de competir por calidad y se fueron por el precio. Pero entonces llegaron los empresarios chinos y le mostraron a los ingenieron latinoamericanos el concepto de ‘desechable’ y llenaron la demanda de artículos de primera necesidad como ropa, calzado y electrodomésticos que aunque no eran muy confiables eran lo suficientemente baratos para remplazarlos en cuestión de dias. Antes de la llegada de los productos chinos, este tipo de bienes se consideraban como de consumo duradero y era posible heredarlos de padres a hijos.

En fin, para no seguirme excitando con estos lulzosos recuerdos les diré que la Nobleza de Papel que apoyaba su poder en la mera posesión de un título universitario y no en los verdaderos conocimientos científicos que una universidad podía ofrecerles se fue a limpiar inodoros junto con los empleados sin título y actualmente los únicos que obtienen buenos trabajos al salir de la universidad son los muy contados hijos de familias adineradas que se mueven en círculos sociales a los que un pobre hijo de trabajador puede mirar (mas no acceder) si obtiene una beca-crédito para el instituto de educación superior mas costoso y privado que encuente en su pais. Con suerte, si logra titularse y no se le notan demasiado los rasgos autóctonos pueda obtener un puesto de 3 salarios mínimos como ayudante de oficina en eso que en los periódicos llaman una “empresa importante” o si es mujer conseguirse un novio con dinero con quien casarse. Si encuentra trabajo va a tener que destinar la mayor parte de sus ingresos en pagar su beca-crédito o lo que es lo mismo trabajar gratis. Si no tiene éxito mejor ni les cuento.

En la siguiente entrada vamos a ver como aunque la Nobleza de Papel ya no tiene el poder que tuvo en el siglo pasado, aún hay empresarios viejos que poco saben de tecnología que al parecer no se han enterado que sus métodos ya no funcionan. Mas adelante veremos como la apertura comercial junto con el acceso a Internet está creando un nuevo tipo de empresario cuyo poder radica en la información y que puede obtener grandes beneficios a partir de ese bien intangible. Y si bien este tipo de empresario ya existe en paises mas avanzados aquí en latinoamérica apenas se comienza a entrenar en lugares como los sotanos de las casas, rincones de bibliotecas públicas y los jardines de las universidades. Un tipo de empresario que no hubiera podido existir en el arcáico y cerrado siglo XX. Un tipo de empresario que no sabe de patrias, fronteras o regulaciones arbitrarias. Un tipo de empresario que se enfrentará a otros de sus misma especie en las redes de datos para decidir quienes de ellos van a tomar el lugar de lo que en la antiguedad fueron los poderosos Señores Feudales.

En cuanto a lo de la pregunta que le da nombre a esta serie. La respuesta sería SI, pero la escribiría seguida de una TROLLFACE.

Anuncios

abril 6, 2012 - Posted by | Uncategorized

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: