Programación en Lenguaje Ensamblador

-El Verdadero Lenguaje de las Máquinas-

¿Porqué los Religiosos odian los Videojuegos? 2

–Parte 2: El Esclavo Rebelde–

Como advertencia para los que no han leido la primera parte, quiero dejar claro que este escrito no es un ataque directo contra ninguna religión o las creencias de nadie en general. Solo trato de explicar el porqué estos grupos atacan a los videojuegos y he llegado a la conclusión muy personal de que simplemente la cultura de los videojuegos, independientemente de la temática o contenido de estos no se apega mucho que digamos a las costumbres sociales de las personas mas religiosas sin que por ello ninguno de los dos grupos sea bueno o malo. Tan solo son dos formas de pensar diferentes que trato de presentarles desde un punto de vista neutral. Cosa que me resulta sumamente dificil. Ahora que ya han leido esto pueden apartar de mi esas antorchas y seguir leyendo.

En la primera parte de este artículo se explicó que la gente religiosa ataca a los videojuegos porque la cultura que hay alrededor de ellos y de la gente que los juega aunque no es en si “mala” tiene parecidos asombrosos con las ideas del filósofo europeo del siglo XIX conocido como Federico Nietzsche. En la cultura gamer se considera que un jugador “Bueno” es aquel que comienza debil pero se va haciendo cada vez mas y mas fuerte a medida que juega y aumenta su nivel de habilidad y que encuentra emocionantes los retos y las dificultades del mundo virtual. Ideas que el pensador antes mencionado se refería como “La Voluntad del Poder”. También vimos que este intelectual hizo en su tiempo enojar mucho a la iglesia con sus ideas y que aún hoy ya entrados en pleno siglo XXI sigue viendo estas ideas con muy malos ojos. En esta segunda parte vamos ver el otro lado de la historia. El porqué los grupos religiosos consideran la cultura gamer, tan relacionada con las ideas de Nietzsche como una verdadera amenaza para ellos.

Como ya se dijo antes, en el mundo de los videojuegos el bueno es el poderoso o bien el que comienza debil pero va aumentando su nivel a medida que progresa en su aventura. Mientras que el jugador malo es el que no puede progresar aún a pesar de llevar ya algún tiempo jugando. Entre los gamers a tales jugadores ineptos los llaman “Noobs”. En general, este tipo de jugadores no toman demasiado en serio los juegos y con frecuencia dejan de jugar o si siguen jugando con frecuencia recurren a trampas o en el caso de los juegos en linea a vivir a expensas de otros jugadores mas experimentados. Pero en general, la gente que no tiene este tipo de cultura en cuestión en general no juega o si juegan no pasan de ser eso que llaman ahora jugadores casuales.

En la entrada anterior también discutimos que el concepto de “bueno” depende mucho del tipo de ideas que tenga la persona a la que se le pregunte. Si vamos con alguna de esas personas que atacan a los videojuegos y los acusan de diabólicos y les preguntamos quien es el bueno la respuesta va a ser algo como esto:

–El hombre bueno es bondadoso, lleno de piedad, ayuda los que nada tienen y se sacrifica por ellos, que no es orgulloso, que obedece y cumple con todo lo que se le ordena, que no es ambicioso ni soberbio y sobre todo que vive con mucha fe y sobre todo que tiene fe y temor a su respectivo dios (esto último lo agrego para no quedar mal con ninguno de los dioses)”

Ahora que vemos esta definición se ve porqué a esta gente no le gusta jugar videojuegos. Alguien que piensa de esa manera no tiene la motivación para progresar en un juego porque si no es orgulloso entonces no le importa conseguir grandes puntuaciones, si no es ambicioso no le interesaría construir personajes con niveles altos en los juegos de aventura en linea, si no es combativo nunca va a enfrentarse a otros jugadores (ni siquiera a los virtuales) y si solo actua por voluntad externa en lugar de la suya propia se sentiría perdido en un videojuego que le presenta un mundo que responde a cada una de sus acciones y en el que para avanzar necesita tomar decisiones propias. Por no mencionar otros motivos que al sonar demasiado siniestros para gente ajena a estos grupos sonarían mas a ataque intolerante. Ahora veamos el porqué las ideas de Nietzsche hicieron enojar tanto a los religiososo del siglo XIX y lo siguen haciendo hasta el dia de hoy.


El Buen Esclavo No se Rebela

En sus obras, Nietzsche decía que lo que la iglesia de su tiempo predicaba era la “Moral del Esclavo”. Que las virtudes que debía de tener un buen creyente eran aquellas que uno busca a la hora de elegir un sirviente como ser obediente, nunca rebelarse, depender siempre de un amo, no pensar por si mismo y lo mas importante aceptar lo que se le dice sin cuestionarlo nunca. Decía también que aunque hablan mucho de tratar bien a otros y perdonarlos, en secreto (y algunos no tan en secreto) en realidad aguardan con impaciencia el dia en el que todo el mundo sea consumido por la ira divina cuando solo ellos sean los que se salven y ver desde su nubecita como todos los demás pecadores arden en el infierno.

A decir de este mismo pensador, otra cosa muy mal vista entre los creyentes es el considerar que uno tiene el control sobre su propia voluntad y o que las propias acciones pueden cambiar su vida de ninguna otra manera que no sea el condenarse para toda la eternidad. De hecho un típico regaño antiguo que los padres hacían a sus hijos poco obedientes era el de ¿Te mandas solo?. Con lo que queda claro que el actuar por voluntad propia para el creyente o que uno es responsable del resultado bueno o malo de sus acciones es un insulto a la divinidad. Ahora repasemos los 3 puntos originales que cumplen los buenos gamers y comparémoslos con lo que es ser religoso.

Hacerse mas fuerte es malo.- Para los creyentes ser debil es bueno. No lo dicen de ese modo de manera abierta pero ellos consideran que el debil no solo debe de mantenerse tal y como está sino que incluso el fuerte tiene la obligación de poner su poder a su servicio. Se considera que el rico debe de darle sus riquezas al pobre para que las malgaste en comida en lugar de mostrarle como hacer negocios. El valiente debe de arriesgar su vida protegiendo al cobarde para que este conserve su miserable existencia en lugar de entrenarlo para que aprenda a pelear sin miedo y que el sabio debe de resolverle todos sus problemas al ignorante en lugar de enseñarle a resolverlos el mismo y otras lindeces que en el mundo de los videojuegos serían conductas típicas de los despreciables Noobs pero que para el creyente son auténticos mandamientos divinos.

Luchar contra las limitaciones es malo.-El otro punto que hace a los videojuegos lo que son es el de vencer limitaciones. Entre los religiosos se considera que si una persona tiene algún tipo de limitación o problema personal mas o menos constante es una carga que debe de soportar y no solo no hacer nada para deshacerse de ella sino incluso que tampoco debe de quejarse. Las limitaciones, problemas propios y otros dramas que uno va arrastrando. El buen creyente debe de aceptar tales penas con resignación porque es su cruz. Este tipo de razonamiento se presta para que algunos vivan permanentemente explotados por jefes injustos, maltratados por parejas que abusan de ellos en todos los sentidos y la mas conocida que los pobres no intenten hacer nada por mejorar su situación económica. Incluso cargar con esas penurias les da entre ellos un aire de santidad.

Por el contrario, en el mundo de los videojuegos todos saben que esas limitaciones están ahí para ser sobrepasadas y los mejores momentos de los videojuegos se dan cuando logramos vencer a ese monstruo que parecía invencible, entrar a la fortaleza que parecía impenetrable o encontrar el tesoro oculto que comenzábamos a creer que no existía. Cuando un gamer se encuentra ante una limitación aparentemente impasable no se resigna sino que comienza a maquinar estrategias para superarla y esto lo hace dentro y fuera del mundo de los videojuegos.

Adquirir conocimiento sobre el funcionamiento de las cosas es malo.-Podría incluir aquí varias citas biblicas que prueban esto pero decidí que estas son demasiado perturbadoras para el tipo de gente que acostumbra leer mis escritos. En resumen esas citas dicen que la divinidad ve con desprecio el conocimiento humano por muy avanzado, científico y beneficioso para la humanidad que este sea y eso abarca cualquier adelanto tecnológico creado en los últimos 5000 años. Para el creyente el entendimiento de como funciona el mundo es un auténtico crimen contra sus dioses y un desafío a su autoridad. El creyente considera que si algo que hace tiene éxito o no es porque la voluntad divina lo quiso así y que no debe de cuestionarse el porqué de los resultados porque su modesta mente humana es incapaz de entender las razones de los dioses. Estas personas se ven a si mismas como niños pequeños que se someten a los designios de un padre que sabe que es lo que mejor conviene y permite o impide que ocurran las cosas solo porque así lo dice.

Por el lado opuesto, un verdadero gamer siempre está en busca de conocimientos que lo conviertan en mejor jugador. De hecho las primeras publicaciones exitosas comercialmente relacionadas con los videojuegos fueron guias con secretos, tips y estrategias que no solo servían para ganar en el juego sino incluso para hacerlo mas divertido (mas retador) o incluso volver a jugar juegos que uno creia que ya había dominado. El verdadero Gamer sabe que el conocimiento es valioso y que sus acciones bien informadas pueden llevarlo a ganar los videojuegos mas difíciles. Que si ganó fue gracias a su propia habilidad y dedicación y lo mas importante: Que si perdió el juego fue únicamente por su propia culpa. En pocas palabras, el gamer sabe que el es el \unico responsable de sus actos y que las consecuencias buenas o malas se deben a lo que hizo o dej\o de hacer.

El creyente ha crecido en la idea de que ser sumiso es una virtud porque su dios ya ha decidido que hacer con su vida y no es nadie para cuestionar sus designios. Mientras que buscar hacerse mas fuerte, mas rico o mas sabio conduce a la rebeldía y al orgullo y por lo tanto es malo. Esta comparativa la he hecho al nivel de las personas y no al nivel de grandes instituciones porque si lo hiciera este escrito se vería tendencioso y conspiranóico. De hecho estoy seguro que ahí afuera hay muchos gamers que se consideran a si mismos como religiosos y que puede que lo que acabo de decir les resulte hasta un poco agresivo. La verdad es que exageré un poco. La gente que llega a atacar a los videojuegos por razones como estas suelen ser fanáticos relativamente peligrosos capaces de movilizar a mucha gente. Y como dije al principio, ni los gamers ni los creyentes son buenos o malos. Solo son dos ideas distintas que para un observador externo le resultarían neutrales.

El punto sobre como el pensamiento y ejercicio propio de la voluntad al que los religiosos se refieren como rebeldía al final sea uno de los puntos mas importantes junto con el conocimiento objetivo de las cosas y el deseo de alcanzar una meta personal es algo aterrador para alguien que no piensa como ellos. De hecho en el mundo de los videojuegos uno no piensa en términos de sirvientes que se humillan sino en grandes jugadores que se admiran unos a otros al comparar sus habilidades y que les gusta organizar partidas en equipo para combinar sus fuerzas y pasar un buen rato compitiendo en feroces partidas de juego en linea.

En la siguiente y última entrada voy a hablar sobre como aunque la cultura de los videojuegos tiene puntos que discrepan de manera indiscutible a las ideas de ciertas iglesias eso no significa que los gamers sean unos seres rojos con cola y cuernos que van por la calle golpeando viejitas. Por el contrario, un verdadero aficionado a los videojuegos sabe bien que el poder y conocimientos obtenidos a lo largo de sus aventuras pueden ayudar a avanzar a otros jugadores al mismo tiempo que le hacen el juego mas divertido. Y que saber compartir recursos de manera inteligente así como saber trabajar en equipo permite conquistar victorias que muy dificilmente podría conseguir jugando solo.

marzo 17, 2012 - Posted by | Uncategorized | ,

1 comentario »

  1. Como simple curiosidad me agradaría conocer las citas bíblicas. Podría estar equivocado, pero me parece que quienes acostumbran leer un blog sobre la programación en lenguaje ensamblador, donde también se exponen los fundamentos matemáticos de la computación gráfica, no son el tipo de individuos que gustan someterse a dogmas religiosos.

    Saludos

    Comentario por carbon | marzo 18, 2012 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: