Programación en Lenguaje Ensamblador

-El Verdadero Lenguaje de las Máquinas-

Programación y Movilidad Social

–A las computadoras solo les importa que sepas programar–

Como bien saben no me gusta tocar temas políticos en esta web y en esta ocasión voy a tratar de ser lo mas neutral posible.

Se dice que hasta ahora las revoluciones (no necesariamente armadas) han triunfado porque la gente de niveles mas bajos ha superado en algo a los de niveles mas altos, ya sea fuerza bélica, capacidad industrial, desarrollo tecnológico o simplemente inteligencia y oportunidad. Se dice que en un sistema de castas perfecto no solo no pueden triunfar esta clase de revoluciones sino que la gente nunca abandona su nivel en la sociedad, ni para mejorar ni para empeorar.

pictureunrelated

Por movilidad social me refiero a que una persona puede cambiar de un nivel económico a otro, ya sea hacia arriba o hacia abajo. En si no es ni buena ni mala pues nadie tiene tanto poder como para no querer tener un poco mas ni nadie es tan pobre como para no caer aun mas bajo. Ahora bien, ¿Donde entra el asunto de la programación?

La programación de computadoras, a nivel económico tiene muchos detalles que la hacen única. La programación no se puede heredar como los bienes materiales, el software programado es un bien perecedero, no se necesita de grandes inversiones para programar e inyectar grandes capitales a un proyecto de programación no necesariamente lo hace mejor como en cualquier otro producto. Los únicos medios de producción indispensables para programar que son las computadoras hoy son muy fáciles de conseguir y se evitan las grandes inversiones que requiere la producción de bienes industrializados. Detalles como estos y otros mas que se me escapan hacen que la gente que entra en un negocio relacionado con la programación pueda perderlo todo o ganar mucho independientemente del nivel social que provenga.

A decir verdad, la única manera de que un grupo de poder dentro del mundo de la programación conserve su posición dominante es por medio de lo que los hackers llaman “defensa en la oscuridad” que consiste en ocultar la información lo mas que se pueda para evitar el avance de los competidores. Como todos saben esta técnica no detiene a los programadores mas intrépidos pero los retrasa el suficiente tiempo para que el grupo dominante pueda desarrollar un nuevo producto mientras que el anterior queda ya obsoleto. Todo esto está cambiando con el avance del internet y los movimientos relacionados con el software libre al grado que lo único que un programador necesita hoy día para progresar es una computadora, acceso a internet y mucha pero mucha dedicación.

Ahora viene la escabrosa parte económica. En mis andanzas, he convivido con programadores de todos los niveles sociales: Desde trabajadores que tenían que interrumpir la escritura de códigos para levantar una pared de ladrillos hasta estudiantes cuya colegiatura semestral podría pagar tres veces todo el hardware de mi centro de operaciones. Lo mas interesante que vi fue que no había relación directa entre el nivel económico de un programador y su habilidad con las computadoras. A la hora de sentarse frente a la PC todos topan con piedra el primer día. Construyen sus redes de información el segundo, el tercero hacen sus proyectos, el cuarto se dan a conocer y el quinto liberan sus proyectos al público y es donde se ve realmente si realmente aprendieron a programar. Lo único que cambia de un escenario a otro es el modelo de las computadoras, el lugar donde se desarrolla la acción y lo que se ve por la ventana cuando se aparta la vista del monitor para descansar los ojos. Ni siquiera importa si uno tiene a sus disposición una Alienware o depende de las computadoras de la escuela pública. Todos comparten la misma emoción por explorar combinada con el miedo a lo desconocido. Otro punto gracioso es que “la derrota” en todos ellos es exactamente igual, trabajar en otra cosa que no se relaciona con lo que querían hacer. No importa si tuvieron que administrar bases de datos en alguna empresa del pueblo o si los llamaron de un corporativo multinacional instalado al otro lado del mundo. También se dan los casos en que por la frustración algunos hacen un ahorro para dejar su empleo y probar suerte como desarrolladores independientes, de nuevo sin importar a que clase hubieran pertenecido.

Todo esto genera un sistema en el que se dan una gran cantidad de oportunidades muy interesantes que no existen en otro tipo de negocios. Sobre todos porque las computadoras no tienen las mismas convenciones sociales que tienen las personas. Como dije al principio, voy a tratar de ser lo mas neutral posible en esta nota para no ofender a nadie (y mucho menos a mis nuevos aliados) mas de lo acostumbrado. Se da un ambiente muy cambiante donde es imposible mantener una posición de dominio por mucho tiempo sin un esfuerzo constante. Pero veamos algunas de esas condiciones sociales que no les importan a las computadoras:

A la computadora no le importa…

  • Tu nivel económico
  • Si eres joven o viejo
  • Lo que hayas hecho o dejado de hacer con tu vida
  • Tu apariencia física
  • Si eres hombre, mujer, o inteligencia artificial
  • Tus ideas políticas o religiosas
  • Lo que hagas para vivir
  • Tus hábitos personales
  • Quienes son tus amigos (ni si los tienes)
  • Si tienes pareja estable, muchas de ellas o si eres un forever alone
  • Tu género o aficiones privadas
  • El como o donde aprendiste a programar

Pero para desgracia de muchos, a la computadora tampoco le importa…

  • De que universidad te graduaste (o si te graduaste)
  • Si pagaste una fortuna por esas certificaciones
  • Si eres propietario el hardware mas avanzado
  • Si compras un libro de computación por semana en amazon (y menos le importa si los lees o no)
  • Si el software que tienes instalado en tu PC vale miles de dólares o si es software libre (o pirateado)
  • Si le gritas a la computadora porque no hace lo que quieres que haga
  • ********
  • Si eres tan bueno en los negocios para cerrar contratos millonarios antes de siquiera pensar si puedes entregar o no un proyecto de software en el plazo acordado
  • Si te relacionas con las familias mas poderosas de tu pueblo
  • Si quienes te dan de comer son las bases de datos, tus padres jubilados o el mismísimo CONACyT (y no eres precisamente un científico de renombre)
  • Si te emborrachas cada fin de semana con el departamento de marketing de alguna empresa de renombre
  • ********
  • Si cuentas con la licencia de desarrollo para las consolas de videojuegos de última generación (y esto a los gamers tampoco les importa si no eres capaz de usar esos SDK’s para hacer buenos juegos)
  • Si pagaste 4,000,000; 350,000 ; 80,000 o 2500 dólares por los derechos de ese engine que ni siquiera eres capaz de portar de una consola a una PC ni con toda la supuesta portabilidad de la que tanto presume el C++
  • ********
  • ********
  • Si eres el mismísimo hijo del Papa

Aclaracion: Los puntos marcados con asteriscos he decidido ocultarlos porque la gente que los habia inspirado era demasiado identificable

En fin, para resumir, la computadora no te va impedir que la programes si es que realmente sabes programar. Si acaso la gente de reclusos humanos puede exigirte que cumplas con “el perfil”, pero el cumplir con todas las demandas de estos pseudo empresarios de la tecnología te impongan (incluyendo las de los asteriscos) no es garantía de que vas a ser capaz de llevar el proyecto a buen término. Lo mas probable es que si no sabes programar lo único que consigas es retrasar los proyectos ya de por si emproblemados y antes de que te des cuenta te verás fuera de la empresa y vas a tener que pedir chamba de ******** (de nuevo se remueve la informacion para proteger a una serie de profesionistas de renombre).

Ya para terminar, solo me queda advertirles que en cierto punto de la vida de un programador tiene que tomar una importante decisión: Quedar bien con los humanos o con las computadoras. Si quedas bien con los humanos no serás capaz de desempeñar un trabajo aceptable pero al menos podrás cobrar por algunos meses antes de que tus patrones lo acepten. Pero si eliges quedar bien con las computadoras aunque seas capaz de hacer grandes cosas vas a tener que imponer tu superioridad por la fuerza. Lo que significa que vas a tener que trabajar solo o aliarte con gente que tenga tu misma forma de pensar. El problema es que no todos son capaces de vivir así y mas de una vez te verás en la disyuntiva de ayudar a levantar proyectos en desgracia sabiendo que estás siendo usado vilmente o rematar a estos mismos grupos y quedarte con la idea de lo que hubiera sido haberse encontrado en otras circunstancias. En fin, la única conclusión a la que este escrito llega es a dejar claro que la programación es una de esas pocas cosas que no se compran con dinero.

mayo 26, 2011 - Posted by | Uncategorized | ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: