Programación en Lenguaje Ensamblador

-El Verdadero Lenguaje de las Máquinas-

Informe asm86[005]

–Salarios Caidos y Proyectos Secretos–

Recientemente un mensaje en Twitter me puso al tanto de algo que ya esperaba venir desde mediados de los noventa: ¡Los sueldos de los profesionales de la computación están cayendo! O al menos eso dice el estudio del gobierno del que proviene esta captura de pantalla. No voy a poner el resto de las profesiones para no humillarlos todavía mas si tal cosa es posible pero no es ni la mitad del promedio de las profesiones mejor pagadas y está aún por debajo de actividades menos glamorosas como por ejemplo lo que ganan los siempre humildes maestros de educación superior, especialmente aquellos que imparten materias relacionadas con las matemáticas. ¡Inclusive los músicos ganan en promedio mas dinero que los ingenieros en computación!

 

salarios profesionales

Nada mas para poner al corriente a los nuevos lectores voy a hacer algunos comentarios sobre como pasó esto. Hace poco mas de un par de décadas la gente relacionada con la computación era muy respetada, podían ganar mucho dinero por un simple programa de computadora que hiciera algo tan sencillo como llevar el inventario de un negocio pequeño o controlar una maquinaria que se pudiera programar. Sin embargo, durante los años noventa se pusieron de moda herramientas y técnicas de desarrollo (porque no merecen ser llamadas programación) que acortaron los tiempos en los que un sistema podía hacerse. La generación de esa época se acostumbró a tener un empleo en el que podían ganar buen dinero casi sin esfuerzo y se volvieron prepotentes. En fin, estas herramientas hicieron que ocuparse de las funciones informáticas de las empresas fuera tan sencillo que estas ya no necesitaban contratar a grandes profesionales y el resultado final es el que nos muestra la imagen de la izquierda, debido en parte a que esta sencillez creó una sobreoferta de gente que podía hacer esos trabajos. Supongo que esta gente pensaba que podía seguir en un empleo en el que cobraban por no hacer nada indefinidamente.

El valor de las cosas depende de su utilidad y su disponibilidad. Un bien o servicio puede ser muy util pero si es facil de conseguir la gente no va a pagar gran cosa por tenerlo. Esta es una de las razones por las que sigo programando en ensamblador, pues no solo tiene muchas ventajas sobre otros lenguajes sino que como hay muy pocos que lo manejen tengo oportunidades que no tendría si fuera un ingeniero cualquiera como esos que andan por ahí pagando por certificarse en la última moda computacional con tal de mantener un salario suficiente para pagar sus deudas. Esto mismo se aplica al desarrollo de videojuegos. Hasta hace poco menos de veinte años eran comunes las historias de grupos reducidos de geeks que hacían un juego en su casa y se volvían millonarios. Puede que la historia mas conocida sea la del juego DOOM que fue creado de esta manera.

Hoy en día hay muchos grupúsculos que presumen de ser profesionales que se la viven diciendo a los medios que esto ya no es posible porque hoy los juegos necesitan de inversiones millonarias y grandes recursos humanos para desarrollarse. Parece que ya se les olvidó que en esa época ya existían empresas multinacionales como Nintendo que disponían de esos mismos presupuestos monstruosos que les permitían contratar a los mejores programadores y diseñadores de su tiempo. Eso sin contar que en ese tiempo era mucho mas dificil tanto aprender a programar juegos como el poder distribuirlos. Pero lo que no le perdono a estos grupos es que digan que antes programar videojuegos era mas facil que hoy. Esos juegos antiguos de la era de 8 y 16 bits median apenas unos cuantos kilobytes y los sistemas en los que corrían eran sumamente limitados y ellos para hacer juegos de ese mismo nivel no solo necesitan un sistema actual que según la ley de Moore es un millón de veces mas poderoso sino que buscan plataformas cerradas porque tienen demasiado miedo a competir en el mundo de las PC. Si las cosas siguen así pronto los sueldos de los game developers se van a ir al demonio igual que como está pasando con el resto de los ingenieros en computación. Esto sin tomar en cuenta que el modelo actual los hace de por si bastante sacrificables.

Esto es en parte culpa de una excesiva e inecesaria división del trabajo que lo único que ha logrado es hacer que los juegos cuesten mas y tarden mas tiempo para desarrollarse. De vez en cuando aparece uno que otro juego que a pesar de ser relativamente sencillo obtiene buenas ventas. La verdad es que al principio siempre miro esta clase de juegos con desprecio pero luego de jugarlos por un buen rato algunos me parecen bastante buenos. Estos contados juegos me dan esperanza y son un aviso para que los principiantes no se dejen engañar por esos ‘studios’ autodenominados profesionales que tienen a uno o dos desarrolladores mas o menos decentes y el resto nada mas está ocupando espacio y bajándoles la moral a los principiantes en las conferencias a las que van.

¿Y que tiene que ver todo este drama con la programación en ensamblador?

Esto es lo que se han de estar preguntando si es que no se han aburrido con este arranque de violencia gratuita. Verán, he estado trabajando en cierto proyecto pero esta vez no lo voy a hacer público hasta que alcance un mínimo de funcionalidad. Es mas, creo que he gastado demasiado espacio con proyectos que ni siquiera comienzan y no voy a hablar de estos hasta que hayan alcanzado cierto nivel. Por ahora solo pienso decirles que aquellos grupos con los que he convivido los últimos dos meses van a ver algunas cosas interesantes ahora que termine su período de exámenes finales y que pienso revivir mi canal de Youtube que ya lleva algunos meses abandonado. Meses en los que la he pasado bastante mal por diversos motivos que poco o nada tienen que ver con el ensamblador y que aunque son cosas bastante normales para la gente de la calle a mi me da mucha verguenza hacer públicos. Supongo que no hay nada mas que decir mas que declarar que en esta guerra la programación en ensamblador es mi arma y que de momento lo que mas me está fastidiando es el Efecto Icaro. Espero salir de esta pronto y seguir programando como antes de que comenzara el verano. Por ahora voy a dedicar este espacio a hablar mas de programación y menos de proyectos que nunca voy a hacer, esos mejor los guardo en el archivero rotulado como “Proyectos Secretos”.

 

noviembre 19, 2010 - Posted by | Uncategorized | , ,

1 comentario »

  1. Había perdido total y absolutamente el rastro al lenguaje ensamblador!!!

    En su momento me pareció LO MÁS!! Pasar del Basic de C64 a lenguaje máquina > Ensamblador fue un sueño, luego hice algunas cosas en ASM de 80286 y finalmente lo abandoné, pero es un lenguaje al que siempre le tuve mucho aprecio.

    Me alegra saber que sigue tan vivo como siempre!

    Comentario por josepzin | noviembre 24, 2010 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: