Programación en Lenguaje Ensamblador

-El Verdadero Lenguaje de las Máquinas-

Realidad y Ciberespacio

–No todo lo que es real tiene existencia física–

Hace ya tiempo que quiero escribir sobre esto, pero los 2 anteriores intentos de entrada de blog me parecieron demasiado falsos y pretensiosos como para ponerlos aquí. Pero ahora que mi confiable Nokia 9290 quedó completamente inutilizable tuve que conseguir un teléfono un poco mas modesto. La ventaja de este nuevo equipo es que aunque no cuenta con tantas capacidades como mi viejo 9290 tiene unas interesantes capacidades mutimedia que por supuesto que tengo pensado en usarlas para el mal. O en este caso, para ponerlas al servicio de este blog.

nokia 9290

A diferencia de este 9290, el nuevo equipo cuenta con una cámara completamente silenciosa y puede tomar foto y video con la suficiente calidad como para ilustrar cosas dignas de ser exhibidas aquí. La cuestión es que es lo que voy a capturar. Y aquí es donde entra el siguiente tema: La barrera entre el mundo real y el ciberespacio.

Actualmente, tratar de explicarle a un menor de treinta años lo que es el ciberespacio es como hablarles de magia a los elfos, pues es algo con lo que han nacido y conviven todos los días tanto para trabajar como divertirse. Y de acuerdo con William Gibson autor del Neuromancer el ciberespacio es “una alucinación voluntaria” generada por computadora. Un espacio que no existe fisicamente y solo es formado por puntos de colores en una pantalla pero con el que se puede interactuar de un modo muy similar a como uno lo hace con entidades materiales. No hay que esperar a tener el cerebro conectado con cables a una consola electrónica para experimentar el ciberespacio, ahora mismo están ustedes haciéndolo. Si se encuentran leyendo estas letras directo de la pantalla, para su cerebro no hay ninguna diferencia entre esto y leer las letras impresas en una hoja de papel. Solo que sin hoja de papel. Aunque no porque este blog no tenga una existencia física significa que no es real. La información tiene la propiedad de ser real sin necesidad de existir en el plano material. Del mismo modo, alguien que usa un editor de textos además de leer interactua con el sistema y crea un texto que de nuevo no tiene existencia física. ¿Significa esto que el texto no existe o que el escritor en realidad no hizo nada? Supongo que esto ya es filosofía. Ahora pasemos a lo que algunos insisten en llamar programadores.

“Una Alucinación Voluntaria”

Un programador es un ser humano con existencia física que no solo interactúa con el mundo real y el ciberespacio como cualquiera, pero a diferencia de los usuarios mundanos el programador es un hacedor. Puede crear programas de computadora, que son lo mas cercano a entidades vivas que pueblan el ciberespacio. Es una especie de mago e inventor que puede aparecer cosas de la nada que no solo tienen esa existencia inmaterial del ciberespacio sino que gozan de cierta autonomía sin llegar a estar completamente vivas pero al no ser completamente estáticas tampoco se puede decir que sean entidades completamente muertas.

Hay muchas clases de programadores, tantos como necesidades de software existen en el ciberespacio y en lo que a nosotros nos concierne, el programador de Ensamblador es especial porque vive exactamente en la frontera entre este mundo real y el virtual. Apenas justo después de los ingenieros electrónicos que trabajan con circuitos y señales electrónicas que existen en el mundo físico y antes de los usuarios que interactúan con imágenes echas de puntos de colores como si se tratara de objetos reales. Y eso es lo que hace tan diferentes a los programadores de ASM, pues deben de ser capaces de ver mas allá de esa “alucinación voluntaria” formada por pixeles y llegar a los números que se almacenan en los circuitos internos de las computadoras, y una vez que son capaces de esto, podrán ser capaces de manipular y alterar esa realidad artifical conocida como el Ciberespacio.

Una Realidad Obligatoria

¿Y que es lo que pasa afuera? La verdad es que fuera del ciberespacio el programador es un ser poco menos que indefenso, pues materialmente no es mas que un simple humano que escribe en el teclado de una computadora no muy diferente a la que cualquiera tiene en su casa. Mas allá del teclado este ser no tiene nada que le de ventaja sobre otras personas, no tiene la fuerza física del obrero ni los bienen de los comerciantes y como su actividad es muy barata tampoco cuenta con las grandes sumas de dinero de los banqueros. Si acaso, su única ventaja sería cierta capacidad para manejar información que dicho sea de paso en la vida cotidiana no sirve de mucho. Algunas personas dicen que lo mas importante de un programador es “pensar de manera lógica” ¿Es que acaso se puede pensar de manera no lógica? Si uno no aplica la lógica en realidad no está pensando, los humanos pueden sentir, imaginar o responder a impulsos primitivos pero ninguna de esas cosas es pensar. Y hasta donde yo se todos los humanos tienen la capacidad de pensar en mayor o menor medida, entonces. ¿Qué puede hacer un programador en el mundo real?

Aquí es donde entran las capacidades de mi nuevo teléfono, pues si bien en el ciberespacio lo peor que puede pasarle a un programador es que su software no funcione es en el mundo real donde realmente corre peligro de ser destruido. No voy a ponerme a hablarles de dramas de la vida porque para eso existen programas cómicos como el de Silvia Pinal y una interminable variedad de Talk Shows no menos hilarantes. Sino de cosas que realmente pueden desgraciarle la vida a la gente que programa en Ensamblador, algunas de estas cosas por supuesto son asuntos escolares, laborales y de convivencia con humanos, así como las mil peripecias que un programador puede vivir en el Tercer Mundo. La verdad es que tengo un buen de cosas que contarles de esa parte del mundo real que afecta directamente a la programación en Ensamblador y que mejor que ahora que tengo el equipo para hacerlo con estilo.

Solo como avance, diré que este nuevo segmento será similar a un pequeño noticiero o periódico al estilo antiguo donde cada entrada no va a medir mas de una hoja (la mitad de cualquiera de estas entradas) que podría ser leída en uno o dos minutos por cualquier persona que haya cursado algunos años de escuela primaria. En cuanto acabe de arreglar una falla en la sincronización del teléfono con la PC pondré la primera entrada de esta especie de noticiero de nota roja para programadores de Ensamblador.

Anuncios

enero 15, 2010 - Posted by | Uncategorized | , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: